EE. UU.
26 de febrero de 1938
Salto ecuestre

Un jinete especial, George Morris se considera uno de los jinetes y de los entrenadores que más influenciaron los deportes ecuestres. Una verdadera leyenda que dio un giro al salto ecuestre en EE. UU., donde era capaz de crear parejas espectaculares. Después, su método se difundió en todo el mundo ecuestre, convirtiéndolo en todo un icono. Antes de transformarse en uno de los entrenadores más respetados del sector, Morris representaba a los EE. UU. en los principales eventos de fama internacional, ganando la medalla de oro con el equipo de EE. UU. en los Juegos Panamericanos de 1959, así como la medalla de plata en equipo a los Juegos Olímpicos de 1960, cabalgando Sinjon. Entre 1958 y 1960 ganó ocho Copas de las Naciones y, durante muchos años, su equipo gozó del liderazgo entre los equipos de EE. UU., haciendo sí que ganaran medallas y alcanzando victorias muy prestigiosas. Fue director del USET y Miembro Ejecutivo del Comité de Salto Ecuestre.
​George Morris es un buen instructor, tiene seminarios en todo el mundo y escribe libros sobre la técnica para cabalgar, incluso "Hunter Seat Equitation" en el que presenta su sistema de doma natural basado en una posición ligera y una cabalgada adelantada, que se convirtió pronto en un best seller en todo el mundo. Un descubridor de talentos por lo que conciernen caballos y jinetes y con un ingenio espectacular para crear parejas. Su escuela produjo campeones olímpicos como Leslie Burr-Howard, Melanie Smith Taylor, Lisa Jacquin, Anne Kursinki Norman Dello Joio, Peter Leone y Chris Kappler entre muchos otros: grandes campeones, amazonas y jinetes, pasaron por su escuela.

Mis artículos